girls-1092921_640El TDAH afecta a cerca del 8% de los niños entre 5 y 15 años y la proporción de afectados por sexo es de cuatro niños por cada niña. Una gran variedad de trastornos pueden confundirse con el déficit de atención e hiperactividad, e incluso pueden aparecer de manera conjunta. Nascia, centros especializados en el tratamiento de ansiedad y TDAH, indica que tres de cada cinco niños con TDAH mejoran su nivel de atención con terapias interactivas.

Del total de los afectados por TDAH, más del 30% presentan problemas específicos del aprendizaje y, por tanto, influye en su rendimiento escolar. Además, más del 25% evidencian síntomas relacionados con los trastornos por estrés y ansiedad.

Nascia señala que el 60% de los niños que se tratan con terapias interactivas en las que se les controla las principales variables relacionadas con la concentración y la atención consiguen mejoras considerables en apenas dos meses. Mediante juegos, se consiguen ejecutar tareas sencillas que requiere el control mental del protagonista del mismo. Es un entrenamiento en el que, con la mente, el niño debe colocar algo sobre un camión o conseguir que un avión no se estrelle, como ejemplos.

A pesar de que los fármacos son otros tratamientos que debe recetar el facultativo, ocho de cada diez padres preferirían que sus hijos no se medicaran salvo casos que resultaran muy excepcionales. En este sentido el Neurofeedback, que es la técnica con la que se trata a los niños con TDAH, no es incompatible con la medicación y en muchos casos colabora a que ésta se reduzca por completo ya que los resultados son visibles en apenas unas semanas.

Finalmente conviene destacar que las terapias con juegos y con pequeños ‘desafíos’ resultan motivadoras y consiguen el objetivo de mejorar las habilidades cognitivas mediante un mayor control del nivel de atención.