Estados Unidos ha informado este lunes de una prueba con un misil balístico de alcance intermedio, la primera que realiza tras materializarse su salida del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) suscrito con la Unión Soviética en 1987 y en vigor hasta el 2 de agosto de este año, cuando Washington hizo efectiva su salida tras acusar a Rusia de incumplirlo.

El Pentágono ha publicado un comunicado en el que informa de un “vuelo de prueba de un misil de crucero lanzado desde tierra y con configuración convencional desde la isla de San Nicolás, en California”.