Wuhan, el epicentro del brote del coronavirus Covid-19 en China que lleva 50 días en cuarentena, comienza poco a poco a recuperar la normalidad. El descenso de contagios en los últimos días ha llevado a las autoridades de China a restablecer progresivamente el trabajo industrial en la ciudad, donde han muerto ya casi 4.000 personas.

Sectores como el transporte público, los suministros médicos y demás productores básicos (electricidad, alimentación o producción agrícola) podrán volver al trabajo con el permiso del Gobierno en los territorios clasificados de “riesgo moderado o bajo”, según ha anunciado en un comunicado este miércoles.

El resto de empresas de la zona de “alto riesgo” no podrán retomar su actividad hasta el 21 de marzo, añade la nota.