La ONT ha participado recientemente en una Audiencia Privada con el Papa Francisco en el Vaticano, en calidad de miembro del Comité Ejecutivo del Grupo Custodio de la Declaración de Estambul. Este comité informó al Santo Padre de la realidad del tráfico de órganos en el mundo y de los intentos reiterados (recientemente en Estados Unidos) de desarrollar un comercio regulado para aumentar la disponibilidad de órganos para trasplante, en contra de la iniciativa Europea de cerrar definitivamente las puertas a esta posibilidad por medio del nuevo Convenio. Asimismo, le pidió apoyo en la lucha contra esta lacra social.

Durante la Audiencia, el Papa Francisco expresó su preocupación por este fenómeno y etiquetó de “inmoral cualquier iniciativa sustentada en la comercialización de órganos, tejidos y células y alejada de la donación como acto de amor al prójimo y de responsabilidad social”.