Tras su paso por Cuba, Eta golpea a Florida con inundaciones y fuertes vientos

La tormenta tropical Eta se enfila hacia las costas de Estados Unidos tras asolar Centroamérica y el sur de México con al menos 98 personas muertas, 181 desaparecidas y un paisaje de destrucción con daños aún incalculables.

Eta entró el martes en Centroamérica por Nicaragua convertido en huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un total de 5, pasó a ser tormenta tropical posteriormente y siguió hacia Honduras hasta salir como depresión el jueves.

En Centroamérica, Guatemala, con al menos 27 fallecidos confirmados, es uno de los países con mayor número de víctimas mortales por esta depresión tropical, en tanto que las autoridades han informado que siguen en la búsqueda de 103 personas que han sido dadas como desaparecidas tras el embate del fenómeno meteorológico.

En Honduras, 26 personas han muerto y seis están desaparecidas por las lluvias, que han causado fuertes inundaciones en el norte del país que dificultan el acceso de los socorristas que intentan rescatar a centenares de damnificados.

En Panamá, las lluvias asociadas a Eta han dejado al menos 17 fallecidos y 68 desaparecidas hasta el pasado sábado, causando una devastación en el oeste del país que ha dificultado el acceso de los servicios de rescate.

En El Salvador, por otro lado, las autoridades han evacuado a 2.123 personas y las han alojado en 55 albergues en prevención por las lluvias generadas por Eta, que se ha cobrado la vida de al menos una persona.

En México, el número de muertes ha crecido a 27 este domingo en el sureste mexicano después de confirmarse dos nuevos decesos en Chiapas, que acumula 22 fallecidos, y cinco en Tabasco.

El fenómeno natural, que ahora se dirige hacia Florida (Estados Unidos), tras pasar por Cuba, ha dejado desaparecidos, miles de afectados, casas, vías y cultivos arrasados en Centroamérica.

El sur de la Florida ya sufre los efectos de la tormenta tropical, con inundaciones y miles de personas sin electricidad, aunque se prevé que no se convierta de nuevo en huracán hasta que llegue el lunes al Golfo de México, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU.

Según el último boletín, emitido a las 22:00 hora local (03:00 GMT del lunes), Eta está muy cerca del extremo sur de la península floridana y mantiene unos vientos de 65 millas por hora (100 km/h). La tormenta tropical se desplaza rápidamente (14 millas por hora o 22 km/h) hacia el noroeste y pasará junto a los Cayos de Florida a lo largo de la próxima madrugada.