Es el “gran desafío” para la Organización Mundial de la Salud

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud alertó este lunes de que no se podrá controlar la pandemia si no aplican las medidas de salud necesarias dentro de las comunidades como el distanciamiento social, evitar multitudes, y usar mascarillas, algo que es “imposible” si todavía hay gente que cree el problema no existe.

“Nuestro problema y nuestro gran desafío es que no todos hacen eso, no todos tienen el conocimiento para hacerlo, no todos aceptan que esto es lo que se debe hacer, porque no creen en esta enfermedad, no creen que tenemos una pandemia en nuestras manos, ¿Cómo podemos convencer a alguien de que haga algo si no creen que hay un problema? Es imposible pensar en esto”, declaró Michael Ryan durante la conferencia bisemanal de la Organización.

Ryan dijo que es necesario convencer y persuadir a las personas desde los gobiernos, a través de la información y el apoyo.

Y no hablo de forzar a nadie, hablo de discutir, de dialogar, de compartir recursos entre las personas. Los gobiernos deben persuadir a las personas de hacer lo correcto, pero necesitan apoyarlos para que lo hagan, por ejemplo, si tienen que estar en cuarentena, deben tener acceso a los alimentos, a conectividad de internet, necesitan contacto con sus familias”, expresó.

Un “tsunami de casos”

Ryan explicó que las medidas masivas de confinamiento son el  remplazo de un enfoque integral de salud pública para contener y suprimir el virus y mitigar su impacto.

“La mitigación es algo importante, pero no se puede dejar de controlar la transmisión bajo el principio de que tenemos toda la capacidad para mitigar. Hubo muchos problemas en Estados Unidos y otros países en marzo y abril utilizando solo la mitigación, cuando las salas de emergencia estaban abarrotadas y había camiones congeladores masivos para los cuerpos parqueados detrás de los hospitales. Esa es la realidad de “mitigar” una enfermedad en la cara de un tsunami de casos, te quedas sin capacidad para responder, y ese es el miedo ahora mismo, espero que esto no vuelva a suceder”, recalcó.

El director de emergencias recordó a los gobiernos, dondequiera que estén, su responsabilidad de moverse rápidamente y “suprimir las llamas de la pandemia”.

“Para proteger a los más vulnerables requerimos que la sociedad se una, y se rompan las cadenas de transmisión y la única manera de hacerlo es a través de un contrato social con las comunidades para apoyar ese trabajo y poner las medidas necesarias para que esto suceda”, explicó.