Las fuerzas de seguridad de Alemania buscan sin descanso al tunecino Amis Amri, al que ya consideran el autor del atentado perpetrado el pasado lunes en Berlín a la luz de las pruebas halladas en el camión que embistió a los transeúntes en el mercado navideño de la Breitscheidplatz, entre ellas las huellas dactilares del sospechoso.

“Las huellas digitales han sido halladas en la cabina” del camión, ha ratificado el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, que ha señalado que los indicios apuntan a que Amri, contra el que la Fiscalía federal ha emitido una orden europea de detención, es “con alta probabilidad el autor” del ataque terrorista.