Mañana, 29 de enero, a las 19.00 horas se presentará en el Teatro Real la primera de las tres esperadas funciones de Parsifal, última ópera de Richard Wagner (1813-1883), de quien se conmemora este año el bicentenario de nacimiento.Teatro-Real

Las tres  funciones de Parsifal29 y 31 de enero y 2  de febrero a las 19.00 horas  – se ofrecerán en versión de concierto, en una coproducción con el Konzerthaus Dortmund y la Philarmonie Essen y con la colaboración del Goethe Institut. 

Thomas Hengelbrock, quien en el Teatro Real ha dirigido, con gran éxito, Iphigénie en Tauride y La clemenza di Tito, fue el encargado de llevar a cabo el proyecto de intentar recrear la sonoridad de las primeras representaciones de Parsifal en 1882, en Bayreuth. Para ese cometido ha investigado profundamente sobre la última ópera de Wagner, de la que existe una riquísima documentación, incluyendo los abundantes  escritos del compositor y de su esposa Cosima, que nos permiten seguir paso a paso la creación de la obra, desde su génesis en 1877.

Para intentar acercarse al sonido original de las primeras representaciones de la ópera, la sección de cuerda de la orquesta tocará con cuerda de tripa (que sonará con muy poco vibrato) y se han reconstruido algunos instrumentos de viento, reproduciendo los prototipos de entonces.

La ópera contará con un reparto muy wagneriano, en que destacan Simon O’Neill (Parsifal),  Matthias Goerne (Amfortas), Kwangchul Youn (Gurnemanz), Angela Denoke (Kundry), Victor von Halem (Titurel) y Johannes Martin Kränzle (Klingsor). Actuarán con Pequeños Cantores de la JORCAM, el Balthasar-Neumann-Chor y el Balthasar-Neumann-Ensemble