La primera ministra británica, Theresa May, ha decidido posponer la votación sobre el acuerdo del Brexit, prevista en principio para este martes en la Cámara de los Comunes. “He escuchado con mucho cuidado todo lo que se ha dicho tanto en esta Cámara, como fuera. Está claro que sigue habiendo una profunda preocupación sobre [la solución en Irlanda] y, si celebrásemos la votación, [el acuerdo] sería rechazado. Por eso la vamos a retrasar”, ha dicho.

Aunque May no ha proporcionado una nueva fecha, el Parlamento británico ha dicho vía Twitter que esta podría producirse incluso el 28 de marzo de 2019, un día antes de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.