La primera ministra británica, Theresa May, no solicitará a la Unión Europea (UE) una prórroga prolongada del ‘Brexit’, ha indicado este miércoles fuentes oficiales. Reino Unido debería abandonar la UE el próximo 29 de marzo, pero después de que el Parlamento británico haya rechazado por dos veces el acuerdo, necesitará más tiempo.

“La primera ministra no pedirá una larga extensión” aunque  hay razones para darle al Parlamento “un poquito más de tiempo” para llegar a un acuerdo a fin de desbloquear la crisis del ‘Brexit’, ha indicado una fuente de la residencia oficial de Downing Street.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado este miércoles que no cree que en el Consejo Europeo de esta semana se vaya a decidir sobre el aplazamiento del Brexit, al tiempo que descartó nuevas negociaciones.

Pero para un aplazamiento de la salida del Reino Unido, fijado para el 29 de marzo, es necesario que el Parlamento británico apruebe el acuerdo negociado con la Unión Europea y que la primera ministra británica, Theresa May, lo solicite por escrito, ha recordado el mandatario europeo.

Ha subrayado que la UE se ha mostrado muy flexible con Reino Unido y que es ahora el Gobierno de Londres el que debe ofrecer claridad. Ha reiterado que no habrá negociaciones ni adicionales ni nuevas, ni tampoco garantías suplementarias.