Este lunes ha entrado en vigor la controvertida normativa que permite llevar armas en las universidades públicas de Texas (EEUU). Bajo el nombre de ‘campus carry’, esta ley permite a los todos aquellos quienes tengan un permiso de armas otorgado por el estado -a partir de 21 años- a que puedan llevarlas en una gran parte de las instalaciones universitarias.

La normativa afecta a las universidades públicas de Texas. Por su parte, las instituciones privadas, que han tenido la posibilidad de elegir si implementar o no la normativa, han optado por no hacerlo. Por el contrario, los detractores de esta medida señalan que puede incitar aun más a la violencia.

La Universidad de Texas (UT) en Austin ha sido la institución que más se ha opuesto a esta norma aprobada por una mayoría republicana, que argumenta que la presencia de armas puede salvar vidas en el caso de un tiroteo.