Cesare Battisti, miembro del grupo terrorista italiano de extrema izquierda, Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), y condenado por cuatro homicidios en Italia en la década de 1970, llegó este lunes al aeropuerto de Ciampino de Roma directamente desde Bolivia, donde fue capturado tras huir hace un mes de Brasil.

Cesare Battisti estuvo refugiado durante décadas en Francia y México, hasta que en 2004 se instaló en Brasil, donde fue detenido, pero siguió viviendo libre por decisión del entonces presidente Lula de Silva. Una nueva orden de detención dictada el pasado mes de diciembre llevó al exterrorista a huir a Bolivia, donde ha sido finalmente capturado.