En las últimas horas los equipos de rescate han conseguido recuperar con vida a más de 80 personas, mientras las autoridades elevan a 230 el número de víctimas,  aunque no se descarta que el balance siga aumentando 

 – El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha pedido a los ciudadanos que mantengan la calma y ha afirmado que la ayuda “ya está ocurriendo”, con atención médica y apoyo a los afectados.

Peña-Nieto-terremotoPeña Nieto ha visitado Jojutla, el municipio del estado de Morelos que resultó más afectado por el seísmo. El presidente ha priorizado “la atención inmediata a los afectados”, y ha anunciado que después se procederá a censar los daños en las viviendas para, finalmente, conceder las ayudas económicas.

Peña ha explicado que la evaluación de daños se prolongará durante varios días, pero ha insistido en que todos los damnificados podrán reconstruir sus viviendas.

Recuperar con vida al máximo número de personas es la prioridad ahora. Protección Civil ha verificado que entre las ruinas de la escuela Enrique Rébsamen siguen enterradas, pero vivas, al menos 5 personas. El desplome del colegio mató a 25 personas, la mayoría niños, uno de los grandes dramas de este nuevo seísmo en México. La población se está organizando en brigadas civiles para colaborar en las labores de desescombro.