“Las estadísticas sobre la pobreza nos dan sufrimiento, hay demasiada indiferencia”, dijo el Papa Francisco en el Ángelus de este domingo  17 de octubre

– La semana dedicada a la Tercera Jornada Mundial de los Pobres se ha concluido este domingo. El Papa después de presidir la celebración eucarística y el rezo mariano del Ángelus, se dirigió al Aula Pablo VI, al ya habitual almuerzo con los pobres.

1500 indigentes fueron invitados, la mayor parte personas necesitadas, y acompañados por el personal de asociaciones de voluntariado. 50 fueron los voluntarios que sirvieron a los invitados.

Para la ocasión se preparó un gran comedor con 150 mesas. Al final del almuerzo, todos los participantes recibieron obsequios, por ejemplo paquetes de pasta, aceite… donados por algunas empresas.