Foto ONU: MINUSCA/Nektarios Markogiannis

Foto ONU: MINUSCA/Nektarios Markogiannis

Un tiroteo en la localidad centroafricana de Bangui deja tres heridos, dos de ellos de gravedad. Las víctimas, tres cascos azules de la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), se encontraban desmantelando barricadas que impedían el movimiento de personas y vehículos. La Misión de la ONU ha informado que la situación sigue tensa en el país.

La mandataria de la República Centroafricana, Catherine Samba-Panza, tuvo que acortar su participación en los debates de la Asamblea General y en otros eventos y ya está de nuevo en el país, así como el Representante especial del Secretario General, Parfait Onanga-Anyanga.

Por otra parte la relatora sobre los derechos humanos en ese país, Therese Keita Boucoum, manifestó en Ginebra que la perspectiva de un retorno a la guerra civil es muy real y subrayó que la celebración de elecciones es vital para restaurar el orden constitucional. “Temo que si no se contiene la violencia, continuarán los ataques específicos de carácter étnico y religioso y eso llevara a una Guerra civil”, señaló la relatora en una sesión del Consejo de Derechos Humanos.