La Organización Meteorológica Mundial ha confirmado que la Antártida ha batido un récord de calor. El jueves se alcanzaron 18 grados centígrados.

Fue en la base de investigación argentina, en el norte de la península antártica. Se alcanzaron 18,3 grados, una temperatura inusual incluso en el verano austral. El anterior récord, de 17,5 grados, se alcanzó en 2015.

La OMM dice que la Antártida es una de las regiones del mundo que se está calentando más rápido. En los últimos 50 años, la temperatura media ha subido más de 3 grados, lo que ha provocado que la cantidad de hielo que se derrite se multiplique por seis entre 1979 y 2017.

El organismo formará un comité especial para verificar si los datos recopilados por el Servicio Meteorológico de Argentina suponen un nuevo récord en el continente helado.