Crean una joint venture

Telefónica y Allianz han llegado a un acuerdo para la creación de una joint venture para el despliegue de fibra hasta el hogar (FTTH) en Alemania.

Tras el cierre de la operación, el Grupo Telefónica y el Grupo Allianz ostentarán cada uno el 50% de la compañía bajo un modelo de co-control. La participación del Grupo Telefónica se llevará a cabo a través de su filial de infraestructuras, Telefónica Infra, que tendrá un 40%, y de Telefónica Deutschland/O2, que tendrá una participación del 10%.

Allianz Capital Partners adquirirá un 50% de las acciones de la empresa en representación de varias compañías de seguros Allianz y del Fondo Europeo de Infraestructuras de Allianz (Allianz European Infraestructure Fund).

La compañía, que operará como un operador mayorista neutral, desplegará redes locales de fibra óptica en zonas rurales y semirrurales de Alemania con baja cobertura y ofrecerá acceso mayorista FTTH a todos los proveedores de servicios de telecomunicaciones, para que éstos, a su vez, puedan ofrecer estos servicios a sus clientes finales.

La nueva compañía tiene como objetivo desplegar más de 2 millones de hogares pasados en zonas rurales y semirrurales, a través de una red de fibra de más de 50.000 kilómetros, al tiempo que genera beneficios medioambientales a través de operaciones energéticamente eficientes y posibilita la transición a la fibra en las zonas de despliegue.

La joint venture prevé inversiones de hasta 5.000 millones de euros a través de varias fuentes de financiación: contribuciones de los accionistas, un préstamo subordinado a largo plazo, y financiación externa sin recurso a los accionistas. Las inversiones se distribuirán a lo largo del período de despliegue de seis años: Telefónica invertirá hasta 500 millones de euros de capital y Allianz invertirá hasta 1.000 millones de euros a través de distintos instrumentos.

Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica SA, comentó: “Estamos entusiasmados con la oportunidad de asociarnos con Allianz, uno de los mayores inversores del mundo, con quien compartimos la ambición de impulsar el despliegue de fibra en Alemania, contribuyendo a acelerar el desarrollo digital del país. Estamos encantados de poner nuestra experiencia al servicio de la joint venture, uniendo fuerzas con Allianz como uno de los elementos clave para el éxito. Además, esta operación fortalece la propuesta de valor de Telefónica Infra y refuerza la estrategia presentada por Telefónica hace un año”.

Para Guenther Thallinger, miembro del Consejo de Administración de Allianz SE: Gestión de Inversiones y ESG,”Allianz, como inversor comprometido con las infraestructuras de carácter esencial, está encantado de incorporarse a una joint venture con un socio tan experimentado en FTTH como Telefónica. La continua digitalización de nuestra sociedad y el incremento del volumen de datos requieren cada vez mayor ancho de banda para los hogares, como ha demostrado actualmente la crisis de COVID, con millones de personas que han pasado a trabajar y a estudiar desde casa. Estamos orgullosos de invertir en una infraestructura sostenible que creemos garantizará también retornos atractivos para nuestros asegurados”.

Mientras, Markus Haas, CEO de Telefónica Deutschland / O2, destacó que “los clientes alemanes quieren conexiones de Internet rápidas y estables. Vemos un enorme potencial para el mercado de fibra óptica en Alemania, puesto que actualmente menos del diez por ciento de los hogares disponen de conexión de fibra. El acceso a la nueva plataforma nos permitiría ofrecer a nuestros clientes particulares y empresariales de O2 conexiones de fibra óptica muy potentes, más aún en regiones hasta ahora poco desarrolladas en este ámbito. Este nuevo proyecto complementa nuestra estrategia de proporcionar a nuestros clientes una sólida oferta de servicios fijos con una excelente relación calidad-precio. Nuestra participación en la nueva empresa mayorista nos proporciona una atractiva inversión a largo plazo en un mercado con un enorme potencial futuro”.

La transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia y se espera que el cierre se produzca en el primer semestre de 2021.