Coincidiendo con el 20 aniversario de FAME, un nuevo debate virtual destaca la importancia de la conciliación, el asociacionismo “formal” y la colaboración público-privada

El Observatorio Empresarial para la Consecución de la Agenda 2030 (OECA), promovido por la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) con la colaboración de Unicaja Banco, ha analizado en un debate virtual, en el marco de los Diálogos OECA, ‘El Tejido Empresarial Femenino: el ODS 8’ coincidiendo con el 20 aniversario de la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias (FAME), presidida por Ana Alonso.

Este nuevo Diálogo OECA ha contado con la participación de Ana Alonso, empresaria y presidenta de FAME; Rocío Blanco, consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía; Fátima Báñez, presidenta de la Fundación CEOE, y el director de OECA, Manuel Bellido, organizador y moderador del debate, quien calificó a las ponentes como “mujeres muy comprometidas con España y con Andalucía”.

Ana Alonso, empresaria y presidenta de FAME, afirmó que la igualdad es “un valor competitivo”, destacando que en Andalucía “hay músculo empresarial femenino”. Ana, partidaria del asociacionismo “formal”, también quiso incidir en que “las cosas informales son voluntades y en el asociacionismo formal tenemos grandísimos retos porque existen grandísimos frenos”.

La presidenta de FAME también señaló que las cuestiones de desigualdad de género tienen carácter sistémico y “están impregnadas en todas las cuestiones de la vida”. “Nos encontramos con grandes retos como el acceso a la financiación o el acceso a aquellas posiciones donde se toman las decisiones”, lamentó, recordando que “hay muchas buenas prácticas desde las empresas” y avanzando que “lo que necesitamos de cara al futuro es apostar por el acompañamiento, por la educación y por la transformación social”.

Ana también indicó que la “legislación ayuda y muchísimo, pero si no se cambia la mentalidad, si no hay transformación social, si no hay innovación social, el mercado se seguirá comportando con una segregación laboral muy importante”.

Por otra parte, incidió en que la labor de FAME “sigue siendo muy importante y tenemos mucho trabajo por delante que asumo con ilusión porque estoy muy bien acompañada”, resaltando la importancia de la colaboración público-privada y agradeciendo “el compromiso de esta nueva CEA en su apoyo a FAME y en la creación del Consejo de Igualdad dentro de la organización de empresarios andaluces”.

Por su parte, Rocío Blanco, consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, también coincidió en que para alcanzar la igualdad son necesarias medidas de conciliación, aseverando que “el 90% de las excedencias en el trabajo las piden las mujeres.

En referencia al asociacionismo, calificó el momento actual como “difícil”, abogando por “impulsar la cooperación y las redes, para así promover la incorporación de la mujer al mercado de trabajo y la conciliación. El encontrar esas redes es primordial para impulsar el empuje que necesitan las mujeres”. “El emprendimiento femenino tiene que seguir avanzando en el asociacionismo”, sentenció.

Además, Blanco subrayó que la perspectiva de género tiene que estar en todas las políticas públicas y que hay que profesionalizar la carrera de la mujer. “Capitalizar el talento femenino no es una opción, es una necesidad”, recordando que “la brecha más significativa es la brecha salarial. Se ha avanzado mucho y se ha determinado muchas normas y materiales, pero sobre todo lo que se tiene que hacer es apostar por la conciliación y desde las administraciones públicas tenemos que ir a ella”.

La consejera andaluza también apostó por la formación y educación. “Tenemos que intentar que desde la formación básicas las niñas y mujeres se identifiquen con modelos de referencia. La educación desde edad temprana es la base para impulsar a las mujeres en el ámbito digital”.

Por su parte, Fátima Báñez, presidenta de la Fundación CEOE, destacó que hay que poner en el centro a las personas. “Apostar por el talento femenino es apostar seguro. A eso tenemos que dedicar todo nuestro potencial y todo nuestro compromiso”, y resaltó que el liderazgo femenino aporta cualidades “que son intangibles y potencian y mucho a las organizaciones”. “Las mujeres son catalizadoras del cambio en las organizaciones. Tienen una gran capacidad de resiliencia”.

Báñez también analizó el papel de la conciliación, que debe ser “tarea compartida”. “Si de verdad queremos contar con el talento femenino debemos ver dónde están los problemas y las necesidades”, añadiendo que “a nivel de organizaciones y de empresas tenemos que ser honestos”.

La presidenta de la Fundación CEOE afirmó que los emprendedores “son los que crean riqueza y empleo”, alentando la idea de que “desde las organizaciones se tiene que favorecer el emprendimiento porque son oportunidades para todos. Las buenas prácticas empresariales que fomentan el emprendimiento femenino también son formas de favorecer la presencia de la mujer en las organizaciones”, subrayando la necesidad de contar con “más mujeres emprendedoras y mejores emprendedores, comprometidos y más humanistas”.

Asimismo, quiso poner en valor la importancia de lo digital -“hablar de las TIC es objeto de esperanza”- y recalcó la “importancia” de las políticas públicas “para acompañar en esa igualdad de oportunidades y en el emprendimiento”.

Como viene siendo habitual, José María López, director de RSC de Unicaja Banco, se incorporó al final del encuentro, destacando el gran interés que había suscitado el encuentro y enfatizando en que la labor de la concienciación “es fundamental”.

Finalmente, Manuel Bellido concluyó el acto adelantando que el próximo Diálogo OECA tendrá lugar a mediados de noviembre y estará centrado en el sector turístico.