La Asociación Española de Normalización, UNE, cuenta con más de 32.000 normas en su catálogo, elaboradas por consenso entre todas las partes interesadas, tanto públicas como privadas, de todos los tamaños y sectores de actividad. Un acervo de conocimientos técnicos en todos los campos, a disposición de la sociedad y del tejido productivo.

La Norma ISO 9001 es la más conocida y utilizada de todas, pues la gestión de la calidad es un elemento clave para la sostenibilidad de las organizaciones. En el año 2005 se publicó un documento específico para su aplicación en los gobiernos locales, combinando por vez primera los aspectos de desarrollo económico, social y ambiental, con aquellos de desarrollo institucional para el buen gobierno.

El innovador sistema de diagnóstico de la norma ISO 18091, con 39 indicadores de gestión de políticas públicas, desplegados en 189 subindicadores analizados bajo un código de colores semafórico, llevó entonces a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a estudiar las necesidades de los municipios españoles y a elaborar la UNE 66182 “Guía para la evaluación integral del gobierno municipal y el desarrollo como ciudad inteligente”, para su adaptación a las competencias de nuestros ayuntamientos.

Las Entidades Locales con orientación a la mejora de la satisfacción de los ciudadanos han de buscar permanentemente la actualización y puesta a punto de sus sistemas y normas de calidad referenciales. La norma ISO 18091 está siendo revisada y la segunda edición, prevista para mediados de 2019, incluirá como novedad un anexo informativo que aborda la creación de un observatorio ciudadano que utilice la norma como herramienta para la participación ciudadana y para la rendición de cuentas del gobierno local (ODS 16.6 y 16.7). Asimismo, la nueva edición incluye un mapa relacional entre los 39 indicadores de la norma ISO 18091 y los 17 ODS. En consecuencia, la FEMP valorará la revisión de la norma UNE 66182.

Las normas, sin duda, ayudan al desarrollo de la cadena de valor de las organizaciones, públicas y privadas, en una estrategia robusta alineada con los ODS. Sabemos que articular esfuerzos es la única forma de lograr los ODS, y las múltiples normas que ayudan a establecer indicadores o que unifican metodologías de evaluación pueden facilitar la tarea de análisis para el establecimiento de medidas encaminadas al logro de los ODS.

La ISO 18091 es una herramienta útil para alcanzar el ODS 16 en lo que respecta a la eficacia, transparencia y participación de las instituciones públicas, identificando áreas concretas de actuación. En este sentido, cabe destacar que, para el ODS 16, también son relevantes las normas ISO 37001 sobre sistemas de gestión antisoborno, al ayudar a reducir la corrupción y el soborno en todas sus formas (ODS 16.5), donde el sector privado tiene un importante papel.

El hecho de que la Fundación Participa, vocal del Comité Técnico de Normalización CTN 66 de UNE, haya sido galardonada en la I edición de los Reconocimientos go!ODS para el ODS 16 abanderando el proyecto “ISO 18091: hacia una metodología para la implementación y seguimiento de la Agenda 2030” supone un gran respaldo al trabajo de normalización que articula UNE en España y nos anima a seguir dando a conocer la actividad de normalización, de proyectos I+D+i y de cooperación internacional que ofrece UNE, y a potenciar a la Asociación Española de Normalización, entidad adherida a la Red Española del Pacto Mundial, como un Aliado Estratégico para lograr los Objetivos.

Tania Marcos |Jefe de Calidad y Ciudades Inteligentes de la Asociación Española de Normalización, UNE

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa