La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) impartieron esta semana un taller de capacitación a la Guardia Costera y las autoridades portuarias y migratorias de Libia para salvar la vida de los migrantes que zarpan de esa costa hacia Europa.

El taller –que tuvo lugar en Túnez con fondos de la Comisión Europea de Ayuda Humanitaria– estudió los procedimientos para salvar vidas en el mar, y que incluyen la identificación de migrantes vulnerables y la provisión inmediata de asistencia cuando desembarcan en algún puerto o bahía libia.

El objetivo central del curso fue mejorar la coordinación entre todos los actores implicados en las operaciones marinas de rescate, aunque también se ocupó de los operativos para salvar vidas en las áreas desérticas adyacentes a las fronteras libias.

Entre los asistentes al taller también se contaron empleados de la Cruz Roja y de las agencias que contribuyen al control y manejo de los restos de migrantes ahogados recuperados en el Mediterráneo.