05-18-2015South_Sudan

Foto: UNMISS

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) advirtió hoy que Sudán del Sur afronta los peores niveles de inseguridad alimentaria de su historia debido a una combinación de conflictos, un alza en los precios de los alimentos y una crisis económica cada vez más grave.

Según el análisis de seguridad alimentaria del PMA, unos 4,6 millones de personas en Sudán del Sur, o el 40 por ciento de su población, serán víctimas de hambre aguda en los próximos tres meses y necesitarán asistencia urgente.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) especificó en un comunicado que de estos millones de personas, casi 250.000 son niños. Casi uno de cada tres niños menores de 5 años está desnutrido en las zonas más conflictivas del país.

En un comunicado de prensa, Joyce Luma, directora del PMA en Sudán del Sur, señaló que millones de personas en el país están atrapadas en una mezcla terrible de conflicto, hambre y crisis económica. “Un alarmante número de personas está pasando hambre. Este análisis es un recordatorio al mundo de que Sudán del Sur no puede ser olvidado”.

La situación es más grave en las zonas azotadas por el conflicto, en los estados de Jonglei, el Alto Nilo y Unity, donde los enfrentamientos armados siguen desplazando a muchos sursudaneses. Además, el conflicto impide que los agricultores cultiven la tierra y eso desbarata los mercados. A su vez, las partes enfrentadas limitan la capacidad de las agencias humanitarias de alcanzar a los necesitados.

La escasez de fondos es otra fuente de preocupación para el PMA, que calcula que le faltan unos 230 millones de dólares para financiar su operación de nutrición de emergencia en el país.

También UNICEF carece de fondos suficientes y por eso ha emitido un llamamiento urgente para recaudar 25 millones de dólares para continuar con su programa de asistencia en Sudán del Sur.