El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha anunciado un toque de queda nocturno y la prohibición de vender o transportar alcohol. Actualmente, Sudáfrica es el país africano más golpeado por la pandemia.