El autor del tiroteo se ha suicidado poco después

– Seis personas han muerto y tres han resultado heridas, una de ellas de gravedad, al abrir fuego este martes en un hospital de la ciudad checa de Ostrava un hombre de 42 años que luego se dio a la fuga y se suicidó cuando era perseguido por la Policía.

“El autor del crimen, que fue identificado, se suicidó”, ha confirmado a la emisora pública Radiozurnal el ministro de Interior, Jan Hamacek, que no ha desvelado detalles sobre los motivos del atentado.

Hamacek ha señalado que las labores de búsqueda terminaron al localizarse a varios kilómetros del hospital el coche Renault Laguna plateado en el que había huido el autor de los disparos.

Según Radiozurnal, se trata de un ingeniero de construcción de 42 años, natural de la ciudad de Opava, cerca de Ostrava. El hombre estaba convencido de estar gravemente enfermo y de que nadie quería atenderlo, según ha declarado su jefe a esa emisora, según señala Radio Praga.