Los desaparecidos en el gigantesco incendio del norte de California (EE.UU.), activo desde hace una semana, ya superan el millar, y la cifra de muertos, junto al otro fuego que afecta al sur del estado, asciende a 74, han informado las autoridades locales.

En una rueda de prensa, el sheriff del condado de Butte, Kory Honea, ha actualizado la lista de desaparecidos, que se disparó de los 631 de este jueves a 1.011, aunque el alguacil ha recordado que se trata de una “lista dinámica que fluctuará cada día” a causa de lo caótico de la situación, ya que puede que haya individuos que hayan sido contados dos veces o que estén a salvo pero no se les haya podido contactar.

Además del incremento en el número de desaparecidos, los servicios de emergencias han recuperado este viernes los cadáveres de ocho personas, lo que eleva la cifra de muertos en el “Camp Fire”, el fuego más mortífero de la historia del estado, a 71.

Los otros tres fallecidos se produjeron en el “Woolsey Fire”, que quema también desde hace más de una semana áreas del sur del estado, cerca de Los Ángeles.