Entre el número de muertos también se incluye a dos personas cuyos cuerpos, que se cree fueron arrastrados por el mar, aún no han sido recuperados

Después de que el 9 de diciembre se declarara la explosión del volcán Whakaari, en la isla también conocida como White Island, el número de víctimas mortales continúa ascendiendo. Según fuentes policiales este se habría cobrado la vida de uno de los hospitalizados, por lo que ya son 19 los muertos por este suceso. El portavoz de la policía neozelandesa ha confirmado que murió el domingo en un hospital de Auckland.

47 personas, la mayoría turistas australianos, quedaron sorprendidos por la erupción mientras visitaban el islote, situado al norte de Nueva Zelanda. 25 de ellas permanecen aún hospitalizadas, la mayoría en estado crítico.