Control de los cultivos a distancia y mayor precisión en los procesos, entre las soluciones que más ayudan al agricultor

Startups andaluzas del Programa Minerva apuestan por llevar la tecnología a uno de los sectores con más pesos de la región para impulsar una agricultura más sostenible. Mayor precisión, control a distancia y más información en tiempo real son algunas de las innovaciones que aplican estos emprendedores acelerados por la iniciativa de emprendimiento TIC de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades y Vodafone, para ayudar al agricultor a optimizar su trabajo y lograr hacer de la agricultura una actividad cada vez más respetuosa con el medio ambiente.

Este el objetivo de G2G Algae, una startup sevillana que ha creado un sistema que permite cultivar microalgas para producir abono sostenible en cualquier instalación agrícola. Se trata de un kit de fácil instalación que produce a escala industrial, de forma automática y a bajo coste un concentrado que actúa como bioestimulante para regenerar y activar el suelo de forma ecológica.

Para alcanzar una eficiencia en los tratamientos y el consumo de agua, la empresa sevillana Aquamática ha creado un sistema de sensorización que automatiza el riego y los tratamientos fitosanitarios. Esta solución permite orientar a los agricultores en cuándo y cómo regar de forma eficiente a través de una aplicación para tablets y móviles, lo que permite un control y ahorro hídrico sin necesidad de desplazarse de forma constante a las plantaciones.

Por su parte, la startup gaditana Smart Biosystem ha desarrollado una solución de riego inteligente libre de mantenimiento que puede ser utilizado además de en agricultura, en invernaderos, zonas verdes y campos de golf. Esta solución aporta un ahorro hídrico de hasta un 60%.

La startup onubense Sensacultivo ha diseñado un dispositivo que controla no sólo las necesidades hídricas, sino la salud completa de los cultivos a través del móvil. Un sistema fácil de instalar que permite controlar el riego, disminuir el riesgo de infección de plagas y enfermedades de los cultivos, y mejorar el abono del suelo, entre otras cuestiones.

Por último, una empresa cordobesa ha creado Alcuzapp, una app ideada especialmente para el olivar, el sector agrícola con mayor peso de Andalucía. Esta aplicación permite llevar toda la campaña de la aceituna en tiempo real a través del móvil, ayudando a que agricultor y almazara estén en constante comunicación.

Proyectos agrotech en Minerva

El sector del agrotech demuestra que existe un alto nivel de compatibilidad entre la agricultura y la tecnología a nivel empresarial, ya que se puede mejorar el rendimiento en los procesos agronómicos, hacer un uso más sostenible de los recursos naturales y ahorrar costes. Por eso, es uno de los campos de aplicación a los que el Programa Minerva hace especial llamada. Esta aceleradora abrirá el próximo 15 de septiembre su octava convocatoria para seleccionar e impulsar el crecimiento de empresas tecnológicas y proyectos innovadores de Andalucía, incluyendo la transformación rural y el farming 4.0.