La cadena estadounidense de cafeterías Starbucks ha cerrado “más de la mitad” de sus 4.300 establecimientos en China como consecuencia del brote del coronavirus y ha advertido de que la situación en el gigante asiático tendrá impacto en sus cuentas anuales, aunque ha expresado su confianza en que cualquier potencial efecto sea “temporal”.