El grupo japonés Sony volvió a obtener en 2018 y por segundo año consecutivo un beneficio neto récord, 916.300 millones de yenes (7.363 millones de euros), gracias principalmente al aumento de ventas de videojuegos y a la consolidación en su segmento de música de la editora británica EMI Music Publishing.