El cáncer de mama es el tumor más frecuente en mujeres. Sin embargo, es también uno de los tipos de tumores en los que la medicina de precisión avanza más rápidamente y hace posible adaptar el tratamiento al perfil genómico de cada paciente. De este modo, se quiere evitar terapias agresivas o invasivas a un número cada vez mayor de pacientes.

Dr Prat San Antonio 2016Así lo demuestran los estudios presentados en el 39º Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio (Texas). Organizado por la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (AACR) y por el Centro de Investigación y Terapia del Cáncer de San Antonio (CTRC), celebrado este año entre el 6 y el 10 de diciembre y es el foro científico mundial más importante sobre cáncer de mama, con más de 7.500 asistentes de 90 países.

SOLTI es promotor o colaborador en cinco de los ensayos que se presentaron en el marco del congreso y son una muestra del perfil de investigación que más identifica al grupo, que promueve la investigación de base traslacional. Entre ellos, destaca el ensayo PAMELA, liderado por este grupo de investigación, en el que han participado un total de 151 pacientes de 19 centros hospitalarios españoles. Los resultados que se hicieron públicos en una presentación oral revelan que hasta el 60% de las pacientes con cáncer de mama HER2+ podrían ahorrarse la quimioterapia.

El Dr. Aleix Prat, coordinador del Comité Científico de SOLTI e investigador principal del estudio, explica que “teniendo en cuenta que las pacientes HER2+ son alrededor del 20% de todas las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama, y que el 60% responde muy bien al tratamiento anti-HER2 sin quimioterapia, 3.000 de las 25.000 mujeres diagnosticadas cada año en España podrían evitar la quimioterapia”. A su juicio, estos resultados suponen un avance porque ponen el foco en un grupo específico de pacientes. “Aunque será necesario seguir investigando, es un paso muy importante, porque hasta ahora éramos conscientes de que estábamos sobretratando los tumores HER2+, pero no sabíamos ni cómo ni dónde.”

Concretamente, el Dr. Prat señala que “utilizando datos genómicos se pueden identificar cuatro subgrupos dentro de la enfermedad HER2+: luminal A, luminal B, basal-like y HER2-enriquecido”. Esto se determina a través de la plataforma PAM50, un test capaz de analizar 50 genes. El estudio evalúa el fenotipo HER2-enriquecido como predictor de respuesta temprana a la terapia neoadyuvante de doble bloqueo con lapatinib y trastuzumab en cáncer de mama HER2+ definido por criterios histológicos. Alrededor de un 60% de las pacientes con cáncer de mama HER2+ son HER2-enriquecido, de ahí que los autores estimen que es éste el porcentaje de pacientes que podría evitar la quimioterapia.

Los resultados confirman que las pacientes con este perfil genómico se benefician más de la terapia de bloqueo dual, con o sin terapia hormonal, porque presentan una mayor tasa de respuesta patológica completa en la cirugía que el resto de perfiles genómicos. Esto les permitiría, en un futuro, ahorrarse la quimioterapia. “En el 40% de las pacientes con este perfil genómico llamado HER2-enriquecido el tumor desapareció por completo”, asegura el Dr. Prat.

Es destacable que, en este grupo de pacientes, el tumor se redujo de forma muy significativa de forma muy temprana. “A las dos semanas de tratamiento ya vimos que en el 46% de las pacientes prácticamente no había tumor o sólo quedaban pocas células tumorales”, subraya el Dr. Prat. Así, estos resultados indican que los cambios tempranos en la expresión génica pueden predecir la probabilidad de que se alcance la respuesta patológica completa en la cirugía.

“Éste es un paso muy importante. Es el primer estudio que demuestra de forma prospectiva la utilidad de un predictor genómico en enfermedad HER2+. El siguiente paso es demostrar que la supervivencia de las pacientes con estos tumores HER2+ definidos genómicamente es excelente, aunque no reciban quimioterapia”, concluye el autor principal del estudio.