Según han informado algunos testigos a las agencias de comunicación, la noche de este jueves ya no se presentaron los convoyes con refuerzo militar para entrar en Siria, también han parado el fuego de artillería y los proyectiles. Del mismo modo, los cazas F-16 han dejado de sobrevolar por el momento la zona. Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha registrado enfrentamientos esporádicos luego que se decretara una tregua de cinco días.

Turquía y Estados Unidos llegaron ayer a un pacto por el cese de ataques, que prevé la retirada de las YPG de una franja fronteriza de 32 kilómetros de ancho en un plazo de cinco días. El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, aseguró luego del encuentro con Pompeo y Pence, que el acuerdo con Estados Unidos incluye no solo la retirada de las YPG, sino también el control de las tropas turcas sobre esta área.