En Alepo, la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos UNRWA ha condenado el ataque a un campamento de refugiados que ha matado a 10 civiles y herido a más de 30. Entre los fallecidos, hay cuatro niños, el más pequeño de solo seis años. Algunos de los heridos siguen en situación crítica.