Siete diputados del Partido Laborista británico abandonaron este lunes la formación en protesta por el liderazgo de Jeremy Corbyn, en particular su mala gestión de los casos internos de antisemitismo y su posición ambigua sobre el “brexit”.