El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real-decreto ley con los planes de contingencia en el supuesto de que se produzca un ‘Brexit’ sin acuerdo con la Unión Europea, para así minimizar sus efectos. Entre las medidas contempladas, España mantendrá la residencia a los 300.000 británicos hasta diciembre de 2020.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha resaltado que este real decreto, que ya avanzó el pasado miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su última comparecencia ante el Pleno del Congreso, solo tendrá efecto si finalmente se produce la salida del Reino Unido de la UE sin acuerdo.

Tras su aprobación en el Consejo de Ministros, este real- decreto ley tendrá que ser ratificado por la Diputación Permanente del Congreso, puesto que las Cortes serán disueltas el próximo martes con motivo de la convocatoria de las elecciones generales para el 28 de abril.

Borrel ha asegurado también que son medidas “temporales”, dirigidas a facilitar el tránsito del Reino Unido hacia la consideración de un tercer estado, y “unilaterales”, aunque el Gobierno espera “contrapartida” por parte del Reino Unido.