El primer ministro japonés se había vuelto a someter a pruebas médicas el pasado lunes

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció este viernes (28.08.2020) su intención de dimitir para evitar que la política nacional se vea afectada por un empeoramiento de su salud, según dijo el mandatario en declaraciones recogidas por la cadena NHK. Citado por la agencia local Jiji, el mandatario dijo que no quería causas problemas al país con una renuncia repentina.

Las especulaciones sobre el estado de salud de Abe se habían acrecentado recientemente tras las recientes visitas del primer ministro a un hospital de la capital y ciertas informaciones sobre problemas de salud.

El primer ministro de 65 años, que acaba de batir el récord de longevidad en el puesto, declaró el lunes que se había vuelto a someter a pruebas médicas en un hospital de Tokio, por segunda vez en ocho días, lo cual avivó las especulaciones sobre su capacidad de gobernar.

Abe tuvo que acortar su primera etapa en el poder en 2006-2007, en parte debido a una enfermedad inflamatoria intestinal crónica, la colitis hemorrágica o colitis ulcerosa, de la que decía que se había curado. Pero hoy ha admitido que la enfermedad ha reaparecido y que corre riesgo de empeorar.