La federación que representa al servicio público de salud británico (NHS) pidió este miércoles (23.12.2020) al primer ministro Boris Johnson que prolongue el periodo de transición posbrexit, en plena crisis por la aparición de una nueva cepa del coronavirus en el país.

Los servicios de salud podrían escapar a la “zona de peligro inmediata”, causada por la alta transmisibilidad de la cepa, si se pudiera retrasar un mes el periodo transitorio, que acaba el 31 de diciembre, según la carta enviada por la NHS Confederation a Johnson.

De extenderse ese periodo, durante el cual las reglas europeas continúan aplicándose en el país, “el NHS podrá continuar concentrándose en la lucha contra la pandemia sin tener que enfrentarse a los cambios perturbadores engendrados por una ausencia de acuerdo”, destacó la NHS Confederation, una de las organizaciones que representa el servicio de salud.

“El 1 de enero, el NHS deberá enfrentarse a uno de los mayores desafíos de su historia, durante un periodo que es tradicionalmente el más cargado del año”, añadió el texto.