El Gobierno de Malta ha confirmado este viernes que seis países europeos – Alemania, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía – acogerán a los 356 migrantes que están a bordo del barco humanitario Ocean Viking, fletado por Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée.

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, ha informado en las redes sociales que “tras un debate con la Comisión Europea y varios Estados miembros, a saber Francia y Alemania, Malta ha acordado ser parte de la solución para la parálisis del Ocean Viking, que cuenta con 356 personas a bordo, sin perjudicar su posición legal”.

El mandatario ha explicado que Malta trasladará a estas personas a barcos de su Armada, fuera de aguas territoriales, y los llevarán “a tierra firme”, donde serán reubicados entre los seis mencionados países.