Es ya el segundo más grande de la historia del estado tras devastar unas 400.000 hectáreas

Más de 13.700 bomberos trabajan por aire y tierra en la extinción del fuego, repartido en más de 560 frentes activos. El fuego afecta a cinco condados: Napa, Sonoma, Lake, Yolo y Stanislaus, y se encuentra controlado apenas al 15 por ciento, según las autoridades. 

El incendio, que afecta desde hace una semana al norte de California, se debe en gran parte a la caída de rayos y a la grave ola de calor que afecta a la región.