Arabia Saudí niega las acusaciones

Un informe redactado por los servicios de Inteligencia de EE.UU. confirmó este viernes (26.2.2021) que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, aprobó la operación para asesinar al periodista Jamal Khashoggi en 2018. “Evaluamos que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, aprobó la operación en Estambul, Turquía, para capturar o matar al periodista saudí Jamal Khashoggi”, dice el documento, de dos páginas, publicado por la Oficina de la Directora de Inteligencia Nacional de EE.UU.

El Gobierno del país anunció  restricciones de visado a 76 saudíes que “se cree que han estado implicados en amenazas a disidentes en el extranjero”, algunos de ellos relacionados con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi  en Estambul. 

El secretario de Estado, Antony Blinken, informó en un comunicado de la creación de la llamada “Prohibición Khashoggi”, en homenaje al periodista y en virtud de la cual EE.UU. impone esas restricciones. La medida fue desvelada poco después de que se diera a conocer el informe que confirmaba que  Salmán aprobó el asesinato del periodista. 

El Gobierno saudí  rechazó “categóricamente” el informe publicado por los servicios de inteligencia de EE.UU. “El Gobierno del reino rechaza categóricamente lo que se afirma en el informe (…) sobre el crimen del asesinato del ciudadano Jamal Khashoggi, que Dios se apiade de él”, señala un comunicado del departamento de Exteriores saudí difundido por la agencia de noticias estatal, SPA