AEFYT ha presentado las claves para la renovación de las instalaciones, la formación y la reducción de la brecha de género

El 2020 se presenta como el año del medioambiente y el sector del frío se posiciona como socio imprescindible para que numerosas industrias de sectores como el alimentario o el hostelero cumplan con sus objetivos relacionados con el clima. La renovación tecnológica es para este sector una oportunidad de crecimiento, tanto es así que AEFYT, Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías, ha presentado las claves que mercarán este año.

El Reglamento F-Gas y otras regulaciones. Este año comienza con la entrada en vigor de las nuevas restricciones de comercialización de ciertos gases fluorados, entrando en la fase final para eliminar el uso de gases refrigerantes con alto Potencial de Calentamiento Atmosférico. Las empresas tendrán que atenerse a esta normativa, aunque la transición hacia gases respetuosos con el medioambiente está ya muy avanzada. A esta tarea han contribuido textos como el Reglamento de Seguridad de Instalaciones Frigoríficas, que entró en vigor en diciembre de 2019.

La renovación de instalaciones. El cambio tecnológico está centrado en la eficiencia energética y la reducción de emisiones por parte de las instalaciones frigoríficas. Ambos conceptos presentan oportunidades de negocio que abarcan tanto las nuevas instalaciones como a las ya existentes.

La digitalización. El sector del frío se abre camino en la automatización de sus sistemas de control de funcionamiento de las instalaciones.

La formación profesional. La falta de trabajadores técnicos cualificados se ha convertido en un clamor en el sector del frío hasta el punto de advertir que la renovación generacional, y con ella innovación, puede estar en riesgo. En 2020 se espera una apuesta firme por la Formación Profesional Dual tanto por parte del sistema educativo como de las empresas.

La brecha de género. La gran asignatura pendiente en cualquier sector industrial es el escaso número de mujeres tanto en puestos técnicos como de administración y dirección. Por ello, el sector del frío en 2020 reforzará la labor de concienciación en escuelas profesionales y universidades.

“ Estamos orgullosos de anunciar que el sector del frío está sabiendo responder a los desafíos relacionados con la sostenibilidad medioambiental que nos presenta la sociedad y que, además, hemos sido capaces de convertirlos en un motor de innovación y crecimiento. Para continuar por esta senda, es necesario asegurar el relevo generacional con jóvenes profesionales e incidir en la plena incorporación de la mujer a nuestro sector ”, declaró Roberto Solsona, Presidente de AEFYT.