Las mujeres que sean víctimas de malos tratos por parte de sus parejas o exparejas recibirán en pocas fechas la misma información vivan donde vivan y tendrán a su disposición un repertorio de recursos asistenciales, entre ellos una Red Nacional de Casas de Acogida que favorecerá su movilidad. El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha adelantado, durante la clausura del Seminario europeo de buenas prácticas contra la violencia de género, esta iniciativa que está ultimando el ministerio de Ana Mato.

Los profesionales de los servicios sociales efectuarán un seguimiento periódico de la situación de las víctimas, y también ellos contarán con listado de información unificado, pues tanto la administración central como las autonómicas y locales han llevado a cabo un importante trabajo en este sentido. Del mismo modo, los criterios para contabilizar las mujeres que son agredidas se han puesto en común con el objetivo de ofrecer datos más fiables y rigurosos.

España ha acogido durante dos días un seminario de buenas prácticas contra la violencia de género al que han acudido representantes de 18 países de la Unión Europea, así como expertos en la materia. El cónclave ha servido para evaluar y analizar las diversas actuaciones que en el campo de la lucha contra el maltratato están ejecutando cada uno de estos Estados. A su vez, se ha redactado un documento con conclusiones sobre tres pilares esenciales: datos rigurosos para obtener un diagnóstico lo más certero posible de la violencia de género, proyección de recursos en ámbito europeo, sobre todo en lo asistencial; y realización de campañas conjuntas de sensibilización.

Los asistentes han coincidido en señalar a España como uno de los países que más camino ha recorrido en la apuesta por la erradicación de la violencia de género, en especial en lo que atañe a los instrumentos informativos y tecnológicos. El uso del 016, de los dispositivos ATENPRO que gestiona Cruz Roja, las pulseras telemáticas y la web de recursos, accesible desde la web del Ministerio, son las puntas de lanza del sistema que las administraciones han pergeñado durante estos años.

Juan Manuel Moreno ha concretado que en pocas semanas una nueva herramienta se sumará a este conjunto de recursos: una aplicación para teléfonos móviles dirigido a las mujeres que sufren malos tratos, a su entorno, y con énfasis, a los adolescentes, “pues a este Departamento le preocupa mucho que en este sector de la población pueda aumentar la aceptación de conductas machistas”.

Para el secretario de Estado, de Servicios Sociales e Igualdad, cualquier política contra la violencia de género ha de sustentarse en tres palabras: libertad, dignidad e integridad, “tres valores indisolubles” que una situación de violencia de género siempre lesiona. “El miedo, el desamparo, la soledad o la falta de autoestima son capaces de hacer tambalear” todos estos valores, ha concluido Juan Manuel Moreno.

Los números en España, pero también en Europa, no pueden causar indiferencia. En Europa, una media de 7 mujeres pierden la vida al día como consecuencia de la violencia de género, y según los datos de la Comisión Europea, entre un 20 y un 25% de las mujeres reconoce haber soportado estas conductas y actuaciones en algún momento de sus vidas.

El origen es la desigualdad entre mujeres y hombres, ha afirmado el secretario de Estado, antes de recordar las medidas de España al respecto: desde las leyes de Igualdad y de Violencia de Género a las iniciativas por la sensibilización. Entre estas últimas, ha citado la Alianza de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género, una apuesta que desde 2007 hasta la fecha ha propiciado que 3.500 contratos a mujeres víctimas de malos tratos se hayan bonificado.