Una manifestación, que toma el nombre de “Paz en todas las tierras”, se llevó a cabo el 1 de enero en más de 650 ciudades de países distintos, para marcar la entrada del nuevo año con un paso y un compromiso por la paz. Este año coincidió con los 50 años de la inauguración del Concilio Vaticano II y de la encíclica del papa Juan XXIII Pacem in Terris y ha querido manifestar la “profunda adhesión al significativo Mensaje de paz del papa Benedicto XVI “Bienaventurados los que trabajan por la paz”.Pace in tutte le terre

En Roma, más de diez mil personas han confluido en la plaza de San Pedro para el Angelus del Papa con la marcha de la paz organizada por la Comunidad de Sant’Egidio, un “signo de renovada responsabilidad en el trabajo de la paz”.

Fue una ocasión para recordar los conflictos activos en el mundo: la guerra de Siria, y la inestabilidad en Oriente Medio, las masacres de Nigeria, las víctimas infinitas de Iraq y Afganistán, los nuevos conflictos del África subsahariana, conflictos que demuestran que la paz sigue siendo una necesidad en la agenda del mundo. En ese sentido, en Castel Sant’Angelo, antes del Angelus del Papa, una serie de intervenciones, entre las que había la de un joven sirio, abrieron la marcha.

Se sumaron a la manifestación más de 60 organizaciones.

(foto: Comunità S.Egidio)