En su bodega aún habrían 166 toneladas de crudo y oil

El buque varado desde el pasado día 25 de julio en los arrecifes de Pointe d’Esny, frente a la costa sureste de Isla Mauricio y que esparció en sus aguas 800 toneladas métricas de crudo, se partió este sábado en dos.

En la bodega del carguero, de propiedad japonesa y bandera de Panamá, quedaban 166 toneladas métricas de crudo por bombear, según confirmó el primer ministro de Mauricio, Pravind Jugnauth, en una rueda de prensa el pasado día 12.

Por el momento, se desconoce si esta cantidad de crudo había sido o no extraída a tiempo del barco, desde que el sábado varios medios locales advirtieran que la fractura en el casco “llegaba al 75 %”