Los medios chinos, tanto oficiales como independientes, se han abstenido de hacer mención alguna al aniversario de la “Notificación del 16 de mayo”, el documento emitido por el Partido Comunista de China en 1966 que llamaba a luchar contra elementos “burgueses” en todo el país e iniciaba con ello una auténtica caza de brujas.

 

– Los 10 años de revolución cultural de Mao Zedong, siguen siendo un episodio doloroso en la historia del país. De 1966 a 1976, el padre fundador de la patria quiso purificar el Partido Comunista eliminando a los elementos procapitalistas, desatando un caos de persecuciones políticas, purgas y terror colectivo como no se había visto desde la guerra.

MaoLa línea oficial del Partido sobre este asunto se decidió en la década de los 80, tras el proceso de la tristemente célebre “banda de los cuatro” en la que estaba la mujer de Mao: se cometieron errores y la revolución fue una tragedia pero ni la legitimidad de Mao ni la del partido estaban en entredicho. Y no hubo más debates.

Desde el principio de la revolución cultural, el llamado libro rojo con citas de Mao se convirtió en la biblia de los jóvenes y en un instrumento de propaganda que dio pie a todo tipo de abusos. Millones de jóvenes se lanzaron a una caza de brujas eliminando a todos los que consideraron indignos de la ideología, incluidos sus padres o profesores. El resultado fue la desaparición de dos generaciones de intelectuales y la persecución de 36 millones de personas, hasta la muerte en el caso de entre 750.000 y 4 millones.
Los jóvenes fanáticos que tenían entre 14 y 30 años se convirtieron en “Guardias Rojos” a sueldo del régimen.

 

El único museo dedicado a esta década sangrienta y a sus derivas está en el sur del país. Es el único que se atreve a romper tabúes. Muchos jóvenes que lo visitan conocen mal ese periodo, pero creen que esa página negra esta definitivamente enterrada.

Por ahora, los líderes chinos hacen resistencia oficial a la memoria, aunque algunos fueron víctimas de la misma Revolución Cultural. Basta recordar que el presidente Xi Jinping estuvo reeducándose en los 70 y su padre fue brutalmente torturado en esa misma época.

(fuente: Euronews)