Llega el 14 de Febrero, San Valentín, y todos los enamorados buscan algo original, interesante y que deje huella en su pareja. Los típicos perfumes, camisas, corbatas, relojes y joyas paulatinamente van quedando atrás y se imponen nuevos hábitos a la hora de hacer un regalo. Originalia.es, portal especializado en escapadas románticas, tras años de experiencia en dicho ámbito, establece un listado con las cinco principales tendencias en el diseño de los pequeños viajes. Preferencias que convierten el tiempo libre en una ocasión altamente especial y que marcan las pautas de los nuevos regalos.

Originalia 1.  Un alojamiento con encanto. Para sus escapadas, las parejas huyen cada vez más de los grandes hoteles. Se imponen aquellos establecimientos de pocas habitaciones, cuyas instalaciones inviten a la desconexión y a la ausencia  de ruidos, tanto del  entorno como del interior del alojamiento. De igual modo, la estética del mismo  es otro rasgo decisivo a la hora de escoger el regalo, destacando entre las preferencias  de los usuarios aquellos hoteles con arquitectura rústica y estilo moderno en su decoración y mobiliario, los establecimientos de aspecto pintoresco o singular y, un clásico, los alojamientos puramente rurales.

 

2. Trato personal. Directamente relacionado con la primera de las tendencias, el trato cercano que ofrecen  los pequeños hoteles  transmite a la pareja sensación  de exclusividad, debido al cuidado y a los pequeños detalles  que el personal del establecimiento brinda a cada huésped. La imagen que percibe la pareja  es la de un alojamiento  dispuesto a que su escapada romántica sea irrepetible.

 

3.  Cuantos s detalles románticos, mejor. A la hora de regalar una escapada, no se  buscan únicamente  noches de hotel, ya que resulta insípido. El objetivo del enamorado  es encontrar un paquete temático  que incluya actividades donde ambos puedan disfrutar del tiempo libre en compañía, elementos que aporten sensación de esmero y dedicación. En definitiva, la escapada romántica perfecta es aquella que se compone de pequeñas sorpresas salpicadas durante  todo el viaje, desde una cena íntima con velas o una visita a unos baños árabes hasta un pequeño curso de cocina o masaje o, incluso, deportes de aventura.

4. Lujo al alcance de todos. Los tiempos han cambiado y muchos deseos que antes parecían relegados a una élite, hoy son accesibles a precio razonable. Elementos que generan en la pareja la sensación de que están viviendo su propia  escena romántica de película, como puede ser una botella de cava esperándoles en la habitación,  un baño de espuma con velas y pétalos de rosa preparado por el personal del hotel, un paseo en globo aerostático por los alrededores o, por qué no, un spa cerrado en exclusiva para los enamorados durante la noche.

 

5. Amantes de lo diferente. Ganan éxito aquellas nuevas temáticas  en las actividades que componen las espadas. Si bien los circuitos de aguas en los spas y los masajes siguen siendo un must, comienzan a surgir preferencias por aquellas vivencias que supongan una experiencia vital y que conviertan dicho viaje en un verdadero momento inolvidable, muy poco convencional. Recorrer la carretera conduciendo un coche de coleccionista, surcar el cielo en un paseo en avioneta o pasar el tiempo libre nadando y jugando con delfines son algunos ejemplos.

 

Con el objetivo de que todo salga perfecto durante la escapada y evitar sorpresas desagradables, el comprador  busca sus regalos en aquellos canales que reflejan  experiencia y transparencia, donde puedan comunicarse con ellos a cualquier hora y donde el servicio al cliente sea uno de los pilares más cuidados de la filosofía empresarial.  Estas características  se reúnen en Originalia.es, un portal español especializado en momentos románticos que diseña cuidadosamente, junto con cada uno de los hoteles, el plan perfecto para cualquier pareja de enamorados, coordinándose al milímetro. Escapadas que, además, son totalmente personalizables, añadiendo lo que el comprador desee.