2.448 millones por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido y costes de reestructuración ya anunciados

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 3.732 millones de euros durante los primeros nueve meses de 2019 tras dotar 2.448 millones, principalmente por el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido, anunciado el pasado 24 de septiembre (1.491 millones), así como por una provisión adicional por los seguros de protección de pagos (PPI) en el Reino Unido (103 millones) y otros cargos (40 millones).

Según ha señalado la entidad, esto, además de los cargos por valor de 814 millones anunciados en el primer semestre, principalmente por costes de reestructuración en España y Reino Unido, condujo a una caída interanual del beneficio atribuido durante los primeros nueve meses del 35%.

Excluidos estos cargos, el beneficio en los primeros nueve meses del año fue de 6.180 millones, un 2% más que en el mismo periodo del 2018 (+3% en euros constantes, es decir, excluido el impacto de los tipos de cambio), impulsados por el crecimiento de clientes y de volúmenes de negocio.

“Hemos conseguido el mayor beneficio ordinario desde hace casi una década a pesar de un entorno difícil, manteniendo las buenas tendencias del primer semestre. Y lo hemos logrado gracias a la fortaleza de nuestro modelo y a la nueva organización regional que anunciamos en abril y que pone en valor la pertenencia al Grupo”, ha señalado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín.

En el tercer trimestre estanco, la entidad obtuvo su mayor beneficio ordinario trimestral desde el segundo trimestre de 2010, de 2.135 millones (+7% interanual), y un retorno sobre el capital tangible (RoTE), una métrica clave de rentabilidad, del 12,2%, uno de los mayores entre sus comparables. Para los nueve primeros meses del año, el RoTE fue del 11,9%.

La calidad crediticia siguió mejorando en el trimestre: la tasa de mora se redujo en cuatro puntos básicos en el trimestre, hasta el 3,47%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona cuando concede un crédito, también se mantuvo estable en el 1%.

La entidad continuó generando capital orgánicamente (19 puntos básicos en el trimestre) que compensó el impacto de varios efectos regulatorios. Como resultado, la ratio de capital CET1 se situó en 11,30%, en línea con su objetivo a medio plazo de 11-12%.

Primer dividendo contra los resultados de 2019

El Grupo confirmó en septiembre un primer dividendo contra los resultados de 2019 por un importe de 0,10 euros por acción, que abonará a partir del 1 de noviembre de 2019, y confirmó su intención de mantener un porcentaje del beneficio atribuido ordinario que se dedica al dividendo (payout) de entre el 40% y el 50%, y que la proporción del dividendo en efectivo sea al menos de la misma cuantía que el año pasado.

Datos de España

En España, el beneficio ordinario se situó en 1.185 millones, un 3% más, gracias sobre todo a la caída de los costes, que bajaron un 7% como consecuencia de las eficiencias generadas por la integración del Popular. Tras la migración de todas las oficinas y clientes a la plataforma Santander, el banco está ahora centrado en optimizar la red comercial.

El crédito cayó un 6% debido al desapalancamiento de grandes empresas y a un descenso en el stock de hipotecas, y el crédito al consumo aumentó un 24% en el año gracias a los preconcedidos y las contrataciones digitales.

Por su parte, los depósitos a la vista se incrementaron en 12.780 millones.