Este importe supone una cifra cercana a la financiación concedida por el banco en Andalucía en todo 2019, que fue de 1.600 millones 

Santander financió al sector agroalimentario andaluz con 1.282 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone un 48% más que en el mismo periodo del año anterior y una cifra cercana a la financiación total concedida por el banco al sector agro en Andalucía en 2019, que fue de 1.600 millones euros.

Respecto a esta financiación total, 618 millones corresponden a préstamos con aval del ICO y el resto a financiación del banco concedida mediante sus propios créditos destinados a pymes y autónomos.

Santander lleva décadas apoyando de forma muy especial al sector agro y durante esta crisis, en la que ha quedado patente su importancia como un pilar esencial de la sociedad española, el banco se ha volcado en agricultores, ganaderos, productores, cooperativas o empresas de suministro.

Los empresarios y autónomos dedicados a la fruta, la hortaliza, el sector cárnico, así como a actividades de apoyo a la agricultura y ganadería, han sido, entre otros, algunos de los ámbitos que el banco ha reforzado más, tanto con financiación a corto plazo, para sus necesidades más inmediatas, como con financiación a largo plazo, para la mejora y modernización de sus explotaciones.

El Anticipo PAC, por el que Santander anticipa los fondos esperados procedentes de las ayudas recibidas de la UE, Anticipo Cosecha, productos como el leasing, el renting o el Seguro Agrario han sido algunos de los productos más demandados por los clientes.

La agilidad del banco a la hora de resolver las propuestas de financiación de agricultores y ganaderos ha sido determinante para que muchos empresarios hayan podido seguir con su actividad. Santander ha apoyado a sus clientes con 1.000 especialistas repartidos por las 1.100 oficinas agro del banco, que atienden a los más de 400.000 clientes con los que el banco cuenta en el sector agro.

En 2020 el banco ha reforzado su apuesta por la digitalización del sector agro mediante una línea de financiación I+D+I AGRO con el fin de que todo el sector tenga acceso a profesionalizar sus explotaciones agrícolas, mediante el análisis de factores como la tierra o el clima, para así obtener un mayor rendimiento y optimizar los costes.

Santander fue también el primer banco en lanzar una app orientada al sector agroalimentario, con información completa para cubrir las necesidades de este sector y la primera entidad en la que agricultores y ganaderos han podido llevar a cabo el anticipo de la PAC mediante canales digitales. Con una cuota de mercado del 25% en pymes, Santander es el banco líder en este segmento, lo cual refleja la misión del banco de contribuir al progreso de las personas y las empresas.