Samsung ha decidido posponer el lanzamiento del Galaxy Fold tras el hecho de que “muchas de las personas que han probado este nuevo dispositivo han destacado su gran potencial pero algunos también nos han indicado que necesita algunas mejoras adicionales para garantizar la mejor experiencia de usuario posible”.

Así, según ha explicado la compañía en un comunicado, los resultados iniciales del análisis de las incidencias en las pantallas “de las que hemos tenido noticia muestran que estas podrían deberse a impactos en las áreas más expuestas de la bisagra,  su parte superior e inferior. También hemos conocido un incidente en el que sustancias encontradas dentro del dispositivo afectaron al rendimiento de la pantalla”.

“Vamos a adoptar las medidas oportunas para reforzar la protección de la pantalla y mejoraremos la guía sobre el cuidado y uso de la pantalla, incluida la capa protectora, para que nuestros clientes obtengan el máximo rendimiento de su Galaxy Fold”, apuntan.