En la mesa, un balance de las inversiones destinadas a ofrecer mejores servicios públicos a los ciudadanos y el impulso del Plan de Modernización de la Administración Periférica del Estado

 – La vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales ha presidido en Santander, junto al secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, un encuentro con todos los delegados y subdelegados del Gobierno. Durante su intervención, ha destacado la importante labor que llevan a cabo los delegados y subdelegados del Gobierno en los territorios: “Sois quienes hacéis efectiva la coordinación y cooperación de las comunidades autónomas y entidades locales, que el Gobierno considera que se tienen que desarrollar a través del diálogo y la lealtad, como valores fundamentales en la relación entre instituciones”.

En el encuentro de Santander se ha estudiado el Plan de Modernización y Mejora de la Administración Periférica del Estado, con una inversión inicial en cinco años por parte del Gobierno de 31,5 millones de euros, de los que 26 millones los asume el Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y el resto el Ministerio de Fomento, para obras de rehabilitación de espacios singulares y sedes de delegaciones del Gobierno, como el Palacio de Argentera, sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

El Plan de Modernización supone también una mejora de las plantillas. En los tres primeros meses de 2018 se han cubierto ya 535 puestos de trabajo, que reforzaran la atención al público y la resolución de trámites en materias como sanidad exterior, farmacia, agricultura, pesca, extranjería, procedimiento sancionador, derechos ciudadanos y seguridad ciudadana, autorizaciones e información al ciudadano.

La vicepresidenta se ha referido, asimismo, a la inversión para la tramitación totalmente electrónica en las delegaciones y subdelegaciones y ha recordado también la mejora tecnológica puesta en marcha en todo el territorio nacional, a través del Plan 300X100, como objetivo prioritario del Gobierno, para llevar la fibra óptica a todos los núcleos de población del país. Una apuesta para estar a la cabeza mundial en infraestructura digital, con una inversión de 525 millones de euros de aquí a 2021, una medida para frenar la despoblación que sufren muchos enclaves rurales”.

Por otro lado, Sáenz de Santamaría ha recordado que “el Gobierno no va a escatimar esfuerzos ni recursos en la lucha contra la violencia que se ejerce sobre las mujeres, para ello, hemos comprometido 1.000 millones de euros adicionales en los Presupuestos Generales del Estado durante los próximos cinco años, de los cuales, 100 millones irán vía transferencia a los ayuntamientos, 500 para las comunidades autónomas y 400 para las medidas de ámbito estatal”.

La vicepresidenta ha recordado también el impulso en otras materias que desarrollan las delegaciones y subdelegaciones, como Protección Civil, Sanidad Exterior y Gobierno Abierto.

Sáenz de Santamaría ha resaltado también las grandes partidas de los Presupuestos Generales del Estado, ya remitidos por el Gobierno para su tramitación a las Cortes Generales, que refuerzan el gasto social, al que destinan 200.000 millones de euros, mejoran las rentas de más de 13 millones de personas, amplían en un 4% las políticas de fomento del empleo hasta los 5.716 millones y aumenta la política de I+D+i un 8,3%, hasta los 7.044 millones de euros, así como la inversión en infraestructuras en más de 800 millones, hasta alcanzar los 5.675 millones de euros.

Las administraciones territoriales, con las que tienen que mantener especial y permanente relación las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, recibirán en 2018 un total de 123.250 millones, 4.248 millones más que en 2017.