Rusia vetó el jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU una propuesta de resolución que buscaba renovar el mandato del Mecanismo Conjunto de Investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y la ONU que finaliza este 16 de noviembre.

El Mecanismo tiene la misión de identificar a personas, entidades, grupos o gobiernos que hayan sido autores, organizadores, patrocinadores o hayan participado de algún modo en el uso de ese tipo de armamento en Siria.
El texto, patrocinado por Estados Unidos, obtuvo 11 votos a favor, dos en contra, los de Rusia y Bolivia, y dos abstenciones por parte de China y Egipto.

En su declaración tras el voto, la representante de Estados Unidos, Nikki Haley, dijo que Rusia ha obstruido muchas veces las investigaciones del Mecanismo, pero “hoy alcanzó su punto más bajo” y les acusó de querer finiquitarlo pese a contar con el apoyo mayoritario en el Consejo.

Por su parte, el representante de Rusia, Vassily Nebenzia, destacó que el proyecto de resolución de Estados Unidos “no era en absoluto equilibrado” y pidió al consejo tener un objetivo común: “la prórroga del mandato del Mecanismo y el incremento de su eficacia para determinar quiénes son los verdaderos responsables de los ataques perpetrados con armas químicas”.