Un grupo de 66 refugiados vulnerables fue evacuado de Libia a Ruanda la semana pasada en un vuelo fletado por la Agencia de la ONU para los Refugiados, informó la Misión de la ONU en ese país el pasado domingo.

Se trata de los primeros en beneficiarse del Mecanismo de Tránsito de Emergencia, recientemente acordado y establecido por el Gobierno de Ruanda, ACNUR, y la Unión Africana.

A todo el grupo se le ha otorgado el estatus de solicitante de asilo, en espera de una evaluación de su pedido por parte de la Agencia. Luego se buscarán soluciones adicionales para los refugiados, incluido el reasentamiento para algunos.

Otras soluciones incluyen el retorno voluntario a los países donde previamente se les había otorgado asilo, regresar a casa si es seguro y voluntario, o la integración en las comunidades locales de Ruanda.